flickr
Restauración

A partir del conocimiento y la experiencia acumulada durante más de una década de trabajo, el proyecto de restauración ha implementado procesos de restauración ecológica, rehabilitación o recuperación sustentados sobre una base científica, y tendientes a revertir el deterioro identificado en las áreas seleccionadas como prioritarias con miras a la conservación de la biodiversidad y a la sostenibilidad ambiental de la ciudad y la región. En el proyecto cuenta con cuatro líneas de acción consistentes en la Investigación básica y aplicada, Intervención en Campo, Propagación de especies nativas y Participación Social.


Objetivos

  • las condiciones ecológicas en áreas alteradas de la EEP y zonas rurales del Distrito Capital, a través de la implementación de acciones de restauración, rehabilitación o recuperación, que contribuyan a revertir el deterioro y a promover la sostenibilidad ambiental y la conservación de la diversidad biológica.
  • Determinar el estado de deterioro y el potencial de restauración de las áreas de intervención en los componentes físico, biótico y social, con miras a generar las estrategias y tratamientos de intervención.
  • Generar e implementar los modelos de intervención como respuesta a la problemática de degradación abordada.
  • Elevar el nivel de conocimientos acerca de la dinámica de alteración, restauración y manejo de los ecosistemas en el Distrito Capital.
  • Garantizar la disponibilidad de material vegetal con fines de restauración ecológica, como principales herramientas de intervención.
  • Promover la participación de la comunidad en el marco de los procesos de restauración, rehabilitación o recuperación ecológica de las áreas intervenidas.


Lineas de Investigación

1. Aprovechamiento ecológico de subproductos

El proceso de restauración ecológica es un conjunto de acciones sobre los componentes físico, biológico y social de las áreas alteradas, que de forma articulada acompañan el restablecimiento de los atributos de estructura y función perdidos por acción de diferentes agentes de alteración; con el fin de incrementar el nivel de integridad ecosistémica, la identidad territorial de sus pobladores, y la integración del área en el paisaje que la contiene.

A lo largo de este proceso, en numerosas situaciones surge la necesidad de generar ciclos de aprovechamiento y utilización de materiales y energía acumulada en coberturas que son substituidas como parte del proceso de restauración ecológica, como ocurren en las plantaciones forestales, áreas incendiadas, o en áreas invadidas por especies exóticas Se investigan aspectos relacionados con la utilización de residuos producto de la eliminación y control de especies vegetales no deseables para las áreas de compresión sobre los metabolitos secundarios y su actividad biológica.

2. Caracterización de áreas en proceso de restauración

Los procesos de restauración ecológica requieren de estudios previos para la definición de la línea base sobre el estado de conservación y deterioro del área en el cual se desarrollan. La realización de un diagnostico ecológico, que contemple variables físicas, biológicas y sociales en distintas escalas de agregación, así como su ponderación y articulación con miras a determinar el potencial de restauración, permiten la zonificación así como la definición y priorización de acciones a implementar, de acuerdo con su nivel de viabilidad, con el fin de contrarrestar los factores que bloquean la dinámica Los procesos de restauración ecológica requieren de estudios previos para la definición de la línea base sobre el estado de conservación y deterioro del área. La realización de un diagnostico ecológico que contemple variables físicas, biológicas y sociales en distintas escalas de agregación, así como su ponderación y articulación con miras a determinar el potencial de restauración, permiten la zonificación, así como la definición y priorización de acciones a implementar de acuerdo con su nivel de viabilidad, con el fin de contrarrestar los factores que bloquean la dinámica sucesional natural en el área alterada, y fomentar la

conectividad local y la integración del área con el paisaje que la contiene.

Las actividades que se realizan en este componente son: la caracterización e interpretación física (disponibilidad de energía del sistema), biológica (disponibilidad de seres vivos) y social (dinámicas de apropiación institucional y comunitaria del territorio), la determinación del potencial de restauración a partir del cruce cartográfico. A partir de estos resultados se establecen los tratamientos y estrategias de intervención, lo cual establece la manera de bloquear los tensionantes de los tres componentes y manejar los limitantes en pro de la restauración y revertir los procesos de degradación.

3. Ecología de disturbios

El desarrollo del Distrito Capital ha ocurrido de manera expansiva y progresiva sobre los sistemas naturales que lo abastecen, causando su deterioro prácticamente irreversible. Desde la época de la conquista española hasta nuestros días, se originaron sobre el territorio una serie de alteraciones entre las que se destacan la deforestación masiva de las cuencas y zonas de recarga hídrica, la extracción y aprovechamiento no sostenible de especies nativas, la reforestación con especies forestales exóticas, la introducción de especies invasoras, la consolidación de sistemas agropecuarios de tumba – tala –quema basados en sistemas convencionales de fertilización química, la expansión de la urbanización sobre suelos de ladera, entre otros, los cuales han rebasado la capacidad de los ecosistemas para recuperarse, con lo cual se compromete su estabilidad e integridad, y la capacidad de prestación de bienes y servicios ambientales para el sostenimiento de la diversidad que albergan y para la supervivencia de sus propios pobladores.

La generación de conocimientos acerca de la dinámica de los diferentes tipos de alteración, constituye la base teórica fundamental para interpretar las relaciones ecológicas que tienen lugar en las áreas alteradas, con el fin de diseñar tratamientos de restauración que permitan contrarrestar las barreras a la sucesión ecológica natural y restablecer la dinámica de regeneración:

Comprende investigaciones en aspectos relacionados con la identificación de especies pioneras, autoecología de especies exóticas e invasoras, dinámica de los disturbios en ecosistemas de alta montaña, regeneración vegetal y estados sucesionales, entre otros.

4. Evaluación y seguimiento a procesos de restauración

El seguimiento de los procesos de restauración consiste en verificar el avance o logro de los objetivos planteados en el diseño del proyecto, y se traduce en la captura de información orientada a determinar el estado de desarrollo del área degradada a partir de los tratamientos implementados. Para ello, se miden variables como sobrevivencia de individuos reintroducidos, cobertura generada, riqueza y diversidad de especies nativas del ecosistema objetivo, tasa de incorporación de materia orgánica al suelo, producción de estructuras reproductivas de especies nativas reintroducidas, dinámica de las poblaciones al interior del área en proceso de restauración, utilización de hábitat creado por la fauna nativa, apropiación social de las áreas en proceso de restauración, entre otros.

Dado que se requiere de periodos largos de tiempo para la culminación de los procesos de restauración, se deben llevar a cabo actividades de evaluación y seguimiento del proceso, con el fin de monitorear la eficiencia del mismo, realizar los ajustes necesarios y verificar el cumplimiento de los objetivos planteados (Vargas, O [Ed]. 2009).

Igualmente, ya que la restauración ecológica incide directamente en las comunidades asentadas en la zona de influencia de las áreas de intervención, y que propende por el bienestar de las mismas, se requiere adelantar la evaluación del impacto social de las intervenciones adelantadas desde la creación del proyecto, realizando el seguimiento respectivo a dicho impacto en las diferentes etapas del proceso.

El proceso de restauración ecológica involucra una serie de etapas que buscan direccionar la sucesión natural del ecosistema a un estado funcional autosostenible (Vargas, O. [Ed]. 2009). Para tal fin se hace la formulación de objetivos claros y específicos, que permiten adelantar las acciones pertinentes en el ecosistema degradado y las cuales deben tener un acompañamiento en el tiempo, con la toma de datos y análisis de información composicional, estructural y funcional, estableciendo las características de la etapa sucesional presente para cada periodo específico. Con base en los resultados obtenidos se verifica el cumplimiento de los objetivos planteados, se ejecutan las actividades de ajuste o redirección del proceso y la formulación de actividades de manejo adaptativo que pueden aplicarse a diferentes áreas degradadas.

5. Relaciones microorganismo - suelo – planta

La relación simbiótica entre plantas y microorganismos edáficos es una de las asociaciones interespecíficas de mayor importancia en los procesos de restauración ecológica. Su importancia radica en el incremento de la capacidad de adaptación de la planta en el nuevo ambiente de reintroducción en el área degradada en proceso de restauración, lo cual se da en función de la capacidad que aporta el microorganismo para la captación eficiente de los nutrientes

Este componente de investigación comprende aspectos relacionados con la identificación, caracterización, aislamiento y escalonamiento de microorganismos benéficos del suelo; la asociación simbiótica de grupos funcionales de interés; la cinética de crecimiento de microorganismos benéficos; la preparación y aplicación de inóculos, entre otras actividades complementarias a los procesos de reintroducción de especies vegetales en las áreas alteradas.

Dada la alta relevancia del proceso de biofertilización en las especies propagadas con fines de restauración ecológica resulta de vital importancia fomentar la investigación hacia la preparación de sustratos mejorados para la propagación de semillas, es por ello que una de las propuestas está relacionada con la utilización de subproductos formados por la calcinación de material vegetal, es el caso del retamo espinoso. La generación de una alta cantidad de cenizas de este material podría emplearse en diferentes proporciones y aplicarse en semillas de algunas especies de interés para evaluar su germinación. Otro aporte está relacionado con la producción a mayor escala de inóculo micorrícico aprovechando el material nativo que se ha estudiado.

6. Generación de protocolos de propagación

La vegetación constituye uno de las principales herramientas de restauración ecológica, gracias a sus atributos e historias de vida. La investigación se relaciona con la ecofisiología de la germinación y la propagación de especies potenciales para restaurar áreas alteradas de los ecosistemas del Distrito Capital y la Región, con el fin de ampliar conocimiento acerca de la recolección, manejo en condiciones in situ y ex situ, almacenamiento, propagación (sexual o asexual), tratamientos, crecimiento, biometría y factores restrictivos o limitantes para su multiplicación a gran escala.

La propagación es una actividad que busca producir plántulas de óptima calidad, en el menor tiempo posible, con los menores costos ambientales y económicos y un "protocolo" hace referencia a las diferentes formas de realizar la producción de material vegetal en vivero, determinando tiempos mínimos y máximos, dosis, concentraciones, formas de aplicación tanto de productos como de condiciones ambientales.

7. modelos de Restauración Ecológica

Los ecosistemas naturales, corresponden a sistemas complejos, funcionales y auto-organizados (Marín, V. & Delgado, L. 2008), con una serie de procesos que requieren para su comprensión el diseño de modelos ya sean conceptuales o numéricos que permitan analizar fenómenos que se presentan y de esta manera poder integrar y sintetizar diferentes conocimientos, generando hipótesis sobre el funcionamiento general del sistema. Basados en la información obtenida del análisis realizado, se pueden establecer metodologías de trabajo que más adelante se aplican en la implementación de actividades con fines de restauración ecológica en un área degradada.

Los modelos ecológicos permiten entender un proceso dinámico particular, presente en un ecosistema, poder analizar los diferentes componentes e integrarlo con otros procesos que se encuentren relacionados, obteniendo cada vez una mayor comprensión del sistema en general. Con la información obtenida acerca de las entradas de energía al sistema, su respuesta y funcionamiento, se puede predecir el estado en el que se encontrará en un futuro y de acuerdo a ello poder tomar decisiones que permitan implementar acciones específicas para la recuperación de un ecosistema degradado y restablecer las funciones que permitan la autosostenibilidad del mismo.


"GRUPO DE RESTAURACIÓN DE ECOSISTEMAS ALTOANDINOS EN EL DISTRITO CAPITAL Y LA REGIÓN"

El grupo tiene 14 años de conformado, su objetivo es generar bases científicas para mejorar las condiciones ecológicas en áreas alteradas de la Estructura Ecológica Principal y zonas rurales del Distrito Capital, a través de la implementación de acciones de restauración, rehabilitación o recuperación, que contribuyan a revertir el deterioro y a promover la sostenibilidad ambiental y la conservación de la diversidad biológica. El grupo está clasificado en categoría D- convocatoria 2010.

Visión

Para el 2038, el grupo en Restauración Ecológica del Jardín Botánico José Celestino Mutis, se ve consolidado como un grupo de investigación y desarrollo científico con énfasis en el conocimiento y aplicabilidad de los procesos y acciones necesarias para la restauración, rehabilitación y/o recuperación ecológica de ecosistemas naturales alterados en el Distrito Capital y la Región, para el restablecimiento de su estructura y función. Dicho proceso, deberá estar apoyado por la sensibilización y compromiso de las comunidades, con el fin de garantizar la apropiación de la conservación de los recursos naturales presentes en sus territorios. Finalmente, desde la visión del Jardín Botánico de Bogotá como centro de investigación y desarrollo científico, con la restauración ecológica de ecosistemas altoandinos se contribuye a la conservación y mantenimiento de la flora, la sostenibilidad ambiental y al aprovechamiento de su patrimonio genético. Lo anterior, a través de la investigación científica, la transferencia tecnológica y la educación ambiental.

Retos

  • Posicionar la restauración ecológica como elemento determinante en la planificación, ordenamiento y gestión ambiental de los territorios ambientales en el Distrito Capital y la región.
  • Promover la coordinación interinstitucional para la priorización de las necesidades y optimización del impacto por los procesos de restauración ecológica en el marco de la gestión ambiental local y regional.
  • Garantizar el desarrollo de las líneas de investigación, que permita el intercambio académico continuo con grupos de investigación pares a nivel nacional e internacional.
  • Consolidar el semillero de investigadores en restauración ecológica, de forma articulada con las instituciones académicas nacionales.
  • Posicionar al grupo de restauración en alguna de las categorías más altas de evaluación del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología – SNCyT.
  • Mantener e incrementar el reconocimiento logrado por el Jardín Botánico en materia de restauración ecológica en espacios de articulación nacional e internacional, como la Red Colombiana de Restauración Ecológica – REDCRE, y la Red Iberoamericana y del Caribe de Restauración Ecológica – RIACRE, entre otros.
  • Lograr la membrecía y reconocimiento por parte de la Sociedad Internacional de Restauración Ecología de la Restauración – SER.
  • Garantizar la vinculación de los diferentes gremios de producción del sector privado a las propuestas de restauración ecológica como estrategia de conservación de la biodiversidad.
  • Lograr la autosostenibilidad en el ciclo de consecución / rescate – producción – reintroducción para el repoblamiento vegetal en procesos de restauración ecológica.
  • Establecer criterios, indicadores y umbrales de restauración ecológica de ecosistemas altoandinos alterados.
  • Establecer y ofrecer a las comunidades rurales y entes territoriales los lineamientos y estrategias para la recuperación de áreas bajo las diferentes tipologías de alteración de los ecosistemas altoandinos del Distrito Capital y la Región.
  • Desarrollar e implementar programas de restauración ecológica a gran escala, acordes con las necesidades de conectividad de los ecosistemas, de forma sostenible con las dinámicas de producción de los pobladores locales para garantizar la conservación de la biodiversidad y la producción y prestación de bienes y servicios ambientales requeridos por las presentes y futuras generaciones.

URL: http://201.234.78.173:8080/gruplac/jsp/visualiza/visualizagr.jsp?nro=00000000010772