Transparencia y acceso a información pública

Los secretos del Jardín agroecológico

 

Cerca de 1.080 kilos de alimento son producidos anualmente en la huerta del Jardín Botánico de Bogotá. Mes a mes, entre 80 a 100 kilos de hortalizas, aromáticas, condimentarías y medicinales son cosechados y utilizados para llevar a la mesa de los hogares capitalinos.

Con el objetivo de promocionar la agricultura urbana y ser fuente de conservación, la huerta se inició en el año 2007 bajo el nombre de UICAU. Luego, en 2014, recibió el nombre de jardín agroecológico, gracias a una restructuración, cuyo diseño corresponde a la evocación geométrica precolombina en forma de ave.

Entre hortalizas, frutales, aromáticas, condimentarias y medicinales con hábitos arbóreos, arbustivos, herbáceos y enredaderas, contamos con 90 especies en nuestra huerta, donde además tenemos un espacio destinado a la conservación, dentro del cual se siembran cerca de cuatro especies nativas de papa, dos de maíz y una de frijol.

A continuación presentamos las especies más curiosas que están sembradas en nuestra huerta y que puedes venir a conocer:

Repollitas de Bruselas

 

Img 01 Repollitas

 

Planta con tallo vigoroso y alto, cuya altura oscila entre los 80 cm. y un metro. Los frutos, que son pequeños repollitos, se desarrollan en el tallo de la axila de la hoja. Se caracteriza por ser muy resistente a las heladas y tener diferentes usos comestibles.

La cosecha de las repollitas de Bruselas se obtiene entre los seis a ocho meses de trasplante.

Achira o sagú

 

Img 05A Sagu

 

Planta originaria de Centro y parte del norte de Sur América. Se cultiva como ornamental y alimenticia y está compuesta de tallos que se ramifican, hojas grandes alternas con la base enrollada en torno al tallo. Sus flores pueden ser rojas, naranjas o amarillas.

La parte comestible de la planta es su raíz, de donde se obtiene la harina con la que se prepararan diversas recetas, como los bizcochos de achira.  Por otro lado, sus semillas secas, redondas y negras son utilizadas para elaborar varios tipos de artesanías.

La cosecha se realiza cada seis a nueve meses, dependiendo de la altitud y el tipo de suelo.
 
Malanga
 
 
Img 06 Malanga
 
 
Planta con tallos subterráneos y carnosos de hojas acorazonadas. Es originario de América Central y Sudamérica y se utilizan como alimento a manera de papa.
 
Se utiliza el tallo subterráneo como alimento en diversas preparaciones como bebidas, sopas, pastas, guisos, ensaladas, dulces, panes, pasteles y galletas.
 
La cosecha de la malanga se realiza a los doce meses después de la siembra.
 
Caña de azúcar
 
 
Img 02 Cana Azucar
 
 
Es una hierba robusta cultivada en tierras cálidas y templadas. No obstante, en ciudades como Bogotá también se puede llegar a desarrollar. Está conformado por tallos de 10 cm. de diámetro, aproximadamente. Cuenta con hojas alargadas y vellosas y puede alcanzar una altura de dos metros en óptimas condiciones.}
 
La primera cosecha se realiza a los dos años y medio, aproximadamente, depende de las condiciones climáticas y después de esta primera cosecha se puede cosechar cada año.
 
Hoja de ajo
 
 
Img 03 Hoja De Aho
 
 
Se conoce con este nombre porque su hoja es la parte comestible y se utiliza para dar sabor como reemplazo del ajo, precisamente, uno de los principales usos de esta planta es condimentar las comidas y las salsas.
 
Es una especie que poco común para el consumo, solo se tienen en algunos huertos urbanos y, a nivel comercial, no se encuentra.
 
Después de la siembra, la hoja de ajo se puede cosechar a los dos meses y se puede continuar realizando cosechas parciales cada mes.
 
Kale rizado
 
 
Img 04 Kale Rizado
 
 
Col rizada que crece entre 50 a 70 centímetros de altura. Se caracteriza por sus llamativas hojas verdes rizadas, que crecen alrededor del tronco central. Sus hojas se consumen en ensaladas, jugos verdes y al horno.
 
Después de sembrada, la primera cosecha se realiza a los dos meses y medio, y puede durar hasta 2 años en producción.
 
Tips para tener una huerta como la del Jardín Botánico:
  1. Luz directa: es necesario que, aunque sean unas horas al día, las plantas reciban luz directa.
  2. Nutrición (abono): Para el éxito de cualquier huerta es importante contar con un buen compostaje, pues gracias a él  se fertiliza de forma saludable la cosecha, a través del uso de los  residuos  orgánicos de nuestras casas, lo que ayuda a la síntesis proteica de las plantas y aumenta la resistencia a plagas, enfermedades y condiciones adversas.
  3. Agua: es importante que el sustrato siempre permanezca húmedo. Recuerde no irse al extremo y encharcar las plantas, pues el exceso también es dañino.
  4. Dedicación: las plantas también son seres vivos, por ello es clave monitorear diariamente sus cambios o necesidades. Hay que motivarlas, hablarles  y, por qué no, saludarlas y despedirse cuando sale de casa. Eso les ayudará a sentirse importantes y partes de su hogar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Footer Bogota Mejor Para Todos

Sdqs Sistema Guía Ciudadana para la gestión de las PQRS


Tablero Control

 

Contáctenos

  • Dirección: Avenida Calle 63 No. 68-95, Bogotá D.C. NIT 860.030.197-0
    Horario de Atención al Publico: Lunes a Viernes 8:00 a.m. a 5:00 p.m., Fin de Semana y Festivos 9:00 a.m. a 5:00 p.m. Cerrado la mañana del primer lunes (O martes cuando el lunes es festivo) de cada mes.

    Servicio al ciudadano: contactenos@jbb.gov.co

  • Teléfono:(57-1)437 7060

  • Notificaciones Judiciales:

    notificacionesjudiciales@jbb.gov.co

  • Notificaciones por Aviso

Suscríbase

Déjenos sus datos para estar en contacto con usted.

  • Tarifas: 
    Adultos: $ 3.500
    Niños de 4 a 12 años: $ 1.800
    * Niños de 3 o menos años y adultos mayores de 60 años no pagan.

RSS Noticias