Logo Carnivoras

Especial Carnívoras en el jardín Botánico de Bogotá

 

 

Mucho se ha dicho sobre las plantas carnívoras en el mundo, pero son pocos los que conocen la magia de su realidad. No comen humanos como se muestra en las películas, pero sí son guerreras en su ambiente natural. Atraen, atrapan y digieren a su presa.  Sobreviven en suelos de bajos nutrientes y capturan animales por lo exótico de sus colores, sustancias azucaradas y aromas. 

Las carnívoras se distribuyen en todo el planeta salvo en desiertos y en los polos. Son propias de la zona tropical, presentes en Asia, América y Australia y minoritariamente en Europa y África, aunque también existen géneros adaptados al clima templado. La mayoría viven en terrenos pantanosos, turberas, tierras ácidas o ambientes inhóspitos para la mayoría de las plantas.  

 

 En el planeta se registran cerca de 600 especies y en Colombia entre diez y 50. Se referencian aproximadamente 45 especies de Utricularia, tres de Drosera y dos especies de Pingüicola.

Déjate atrapar en las entrañas de su hábitat y sé parte de ellas

Desde el siglo XVI se da el primer acercamiento con plantas carnívoras, pero es Charles Darwin, naturalista británico y pionero de la teoría de la evolución, quien en 1875 publica el libro “Insectivorous Plants”, estudio que explica la existencia de estas plantas y detalla cuidadosamente sus mecanismos de alimentación. Los primeros géneros descubiertos fueron Sarracenia y Nepenthes pero sin considerarse en su momento como carnívoras, pues no se concebía que las plantas tuvieran la capacidad de digerir. Desde el descubrimiento de la Dionaea muscipula (Venus atrapamoscas) y su descripción publicada por John Ellis en 1770, se vio la posibilidad de que las plantas pudieran digerir diversos organismos incluyendo insectos y algunos pequeños vertebrados. Mira a continuación con detalles, su evolución histórica.

Las especies que se encuentran en la exposición de plantas carnívoras del Jardín Botánico de Bogotá, son las de la FAMILIA SARRACENIACEAE, que están distribuidas en regiones atlánticas litorales de Norteamérica y tropicales de América; las de la FAMILIA DROSERACEAE, distribuida en la Península Ibérica, sur de Eurasia, hasta Australia y África tropical y el sur de Estados Unidos; y las de la FAMILIA NEPENTHACEAE de regiones tropicales del viejo mundo. Con un centro de dispersión en Borneo, hasta el archipiélago de las Seichelles, Sri Lanka y Madagascar. También tendremos especies de la FAMILIA LENTIBULARIACEAE que se encuentran en Norteamérica, en Centroamérica, en la punta meridional de América del Sur, en Groenlandia, en la mayor parte de Eurasia y en la región del Himalaya; especies carnívoras de la FAMILIA UTRICULARIACEAE que viven en el agua o en biotopos húmedos; y de la FAMILIA CEPHALOTACEAE que se frecuentemente se encuentran en la costa del extremo suroeste de Australia, desde Augusta hasta Cape Riche.

  • Cephalotus Sp
  • Dionaea Sp
  • Drosera Sp
  • Heliamphora Sp
  • Nepenthes Sp
  • Pinguicula Sp
  • Sarracenia Sp
  • Utricularia Sp

Plantas carnívoras en el Jardín Botánico de Bogotá

Nuestras carnívoras

  

El Jardín Botánico de Bogotá trabaja procesos in vitro con plantas Drosera Capensis, Drosera Capensis Alba y Drosera Espatulata. Los investigadores científicos toman semillas en un medio de cultivo artificial (generalmente frascos), para facilitar la conservación, crecimiento y desarrollo de los vegetales. En el caso de las carnívoras, hemos logrado obtener un total de 1.200 envases de colección in vitro y cerca de 500 plantas Droseras como colección ex vitro.

Plagas y enfermedades

Las plantas carnívoras suelen ser atacadas por plagas como: pulgones, ácaros, escarabajos y hongos.  Según los científicos del Jardín Botánico de Bogotá, los pulgones se eliminan a mano, con agujas o con insecticidas, aunque advierten que algunas de éstas plantas no soportan productos químicos; los ‘marranitos’ y escarabajos, se separan limpiando las hojas; y los ácaros y hongos se deben tratar con algún fungicida o en caso extremo retirando las hojas afectadas por estos organismos.

Entre otras plagas que atacan a las carnívoras, se encuentra las ‘moscas blancas’, o mosca algondonosa de los cítricos. Los daños que causan son principalmente dificultar la fotosíntesis y la respiración de la planta.



Mitos

 

Carnívoras de Película

¿Quién no les tiene miedo?

Son diferentes los imaginarios que tenemos alrededor de las plantas carnívoras y es en parte gracias las películas que a lo largo de los años nos han ofrecido las principales productoras del mundo. No en vano sus patas alargada y mandíbulas depredadoras son algunos de los rasgos que el séptimo arte nos pintó sobre estas especies, y que a muchos nos generan pavor. Jumanji, Little Shop of horrours (La pequeña tienda de los horrores), The Ruins (Las Ruinas), Day of the Triffds (El día de los trífidos) y Gojira Vs Boriante, hacen parte de la docena de films que desde los años 60 sorprendieron la pantalla grande, haciéndonos creer que las científicamente llamadas Drosera, Utricularia, Pingüicola, Dionaea eran gigantes, monstruosas y hasta asesinas.

A continuación podrás encontrar un recuento de películas asombrosas que directores de Estados Unidos, Reino Unido y Japón realizaron sobre estas plantas, con historias de comedia, suspenso y terror… Sumérgete en sus escenas y vive la experiencia de apreciarlas del modo ficticio, más allá de su ambiente natural.

 

 

Juegos de carnívoras 

¿Quién no ha jugado Super Mario Bros?

Este videojuego ha acompañado por años la vida de hasta los que no son aficionados. Todos recordamos las famosas plantas que aparecen en el camino para quitarnos vidas. Desde su primera versión el 13 de septiembre de 1985, hasta la más reciente, el 12 de septiembre de 2013, las características particulares de estas carnívoras, han alcanzado la diversión de la gran mayoría de hogares del planeta. Otro de los videojuegos más famosos de carnívoras es Plantas Vs Zombis, que apareció el 5 de mayo de 2009, invitando a los jugadores a alcanzar medios defensa en tres tipos de jardines de una casa para detener un centenar de zombis que buscan devorar los cerebros de los residentes.

 Juegos de carnivoras

 

Créditos

Viviana Barberena Nisimblat

Directora Jardín Botánico de Bogotá

Yamid Saldaña Medina

Coordinador de Comunicaciones 

Coordinación del Especial Multimedia 

Luisa Téllez

 

Investigación y redacción periodística

Ossman Barrientos

Bryan Cruz

Magda Escallón

Belkis Pérez 

Luisa Téllez

Video

Carlos Forero

Carolina Gaitán

Raúl Martínez

Infografía y diseño web frontend

Christine Fragale

Diseño e ilustración

Andrés Cárdenas 

Carlos Forero

Diego Rueda

Webmaster

Nicolás Morales